Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

Y algún día, se iba a terminar el viaje

Valora este artículo
(0 votos)

Cumpa se terminó la tercera y hay un líder con puntaje ideal y dos escoltas ahí. Pero lo realmente importante hoy, no pasa por el fútbol. Pero vayamos de a poco. Primero, un breve repaso por esta fecha que se nos fue. Y luego a lo que le interesa a este comentarista.

El Canalla del Patón Bauza estiró su racha y mantuvo la punta. Jugando un buen partido, le ganó por 2 a 0 al recién ascendido Santo tucumano, mostrando un juego que se va aceitando. Si bien la visita no se metió atrás, este Central modelo Bauza, te ataca por los costados y te llega tocando. Los laterales suben con buen criterio y acompañan la jugada hasta el final. Algo raro en este fulbito de hoy, en cual solo se busca llegar por el medio y gracias a alguna genialidad que no abunda. Esperemos que haya más equipos que copien esto.

Uno de los escoltas es el Racing de Coudet, que goleó en su visita en Entre Ríos por 3 a 0. A la Academia le están empezando a dar frutos los refuerzos que contrató: Pol Fernández jugó un muy buen partido y hasta clavó un golazo. Pero el chileno Marcelo Díaz fue la figura de este Racing que va encontrando su juego. Cortó, jugó e hizo jugar a sus compañeros. Alguna vez, un amigo me contó que su viejo le daba un consejo, mientras jugaba un partido de papi con su club de barrio, que tenía que jugar con el 5, que era el que se la iba a devolver redonda y al pie. Y Cumpa, yo quiero un 5 como Díaz en mi equipo. La Acade tiene la cabeza y la ilusión en el partido de Copa con River, pero no descuida el arranque del torneo local.

El otro que está ahí es el Tomba, que le ganó por 2 a 1 a un Newell’s que deambula en este inicio de campeonato. El Bodeguero sabe lo que quiere y despliega su juego para conseguir los tres puntos. A veces es un poco más vistoso, a veces labura más. Pero sigue teniendo al Morro García que saca algún gol, golcito o golazo de la chistera y le simplifica las cosas. Si no me cree, busque en la net el primero de Godoy Cruz y me cuenta. Por ahora, viene buena la cosecha del Bodeguero.

River consiguió su tercer parda en fila y sin marcar, cuarta si se tiene en cuenta el partido de la Copa contra Racing, algo que ya preocupa a su DT. Y ni hablar a su gente. Genera situaciones pero no las concreta este Millo. Y los arqueros visitantes se agigantan tanto que llegan a tapar todas las que les tiran. Y lo que no, lo ayudaron los postes. Se le viene el partido definitivo de octavos de la Copa y sabe que necesita mejorar la puntería. Mientras que en el torneo local, después verá cómo se las ingenia para acomodar las fichas.

El bicampeón sigue en la misma sintonía que en el torneo anterior. Solo que hasta ahora, la suerte no lo acompañó. Fue al Palacio Ducó y apenas empató en 0 con el Globito. Jugó un mal partido, en el cual creó una sola situación de gol y fue un tiro desde afuera que salió cruzado y no tan cerca. Poco, muy poco. Hace rato que no se entiende a qué juega y desde el banco, los Schelotto parecen no tener idea para darle la vuelta a esto. Es el segundo partido que juegan sin un 9 de área. Y tienen tres en el plantel, dos de los cuales estuvieron en banco el domingo. Inentendible. Piensan mucho en la Copa, se entiende, pero tienen un plantel para brindarse a dar un mejor espectáculo. Ojalá empiecen a hacerlo pronto.

El Decano tucumano volvió a ganar en su casa después de seis meses y consigue acomodarse en ambas tablas. Aunque la que más le interesa es la de los promiedos. Le ganó agónicamente al Sabalero por 2 a 1 con un zapatazo de Aliendro a los 43 y con una salvada voladora de Lucchetti, cuando no quedaba más tiempo. Sonríe nuevamente Atlético en el torneo local y se ilusiona con lo que se le viene, la revancha de octavos en Colombia. Y por qué no tenerse fe… ¿no doña?

Hasta acá llegamos con el fútbol. Queda mucho por delante.

Ahora, vayamos a lo importante Cumpa.

Dijo que no va más un grande del básquet nacional. Manu dijo que ese viaje, que arrancó en 1995 en Andino de La Rioja, llegó a su fin en San Antonio, Texas. Una bestia como jugador. Aquellos que nos sentamos a disfrutar solos o con amigos de sus partidos en la NBA, lo vamos a extrañar. Fajarse con los grandotes de la elite mundial de básquet, hacerlos pasar de largo y definirles con su clásico Eurostep, dejarlos boquiabiertos con sus firuletes. El bahiense ganó cuatro anillos en esa liga que va a sentir el vacío que deja. Como lo sentimos los argentinos cuando vemos que la camiseta número cinco de la selección no la lleva él. Esa camiseta con la cual nos regaló tantas alegrías, entre ellas, la “palomita” para ganarle a Serbia en Atenas y sacarse la espina de Indianápolis 2002, la medalla de oro y bronce en los juegos olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008, la de plata en el mundial 2002, los triunfos ante los Dream Teams, cuando parecía que a estos se llevaban a todos puestos, etc., etc., etc... Como decía el padre de mi amigo, el 5 que te simplifica las cosas… pero éste, además, las hizo espectaculares. Señores de pie y aplaudan… ¡¡¡GRACIAS POR EL VIAJE MANU!!! REALMENTE, FUE ESPECTACULAR.

Cumpa, como ya sabe, nos vemos por la ruta.

Pierrot

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version