Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

La verdadera grieta

Valora este artículo
(0 votos)

Nota de opinión enviada por el vecino Carlos Moldes. Un poco de debate previo a las elecciones.

Muchos sostenemos que a partir del kirchnerismo se ha implantado una “grieta” en la sociedad argentina. Quizás, deberíamos aceptar que la “grieta” siempre estuvo y el kirchnerismo la potenció.

Los “Kampora” subidos a esa mezcla de:

  • “pobres explotados por el Capitalismo Yanqui”,
  • más un “estado asistencialista” que otorga muchos derechos y muy pocas obligaciones y
  • una “caja” excepcional en sus primeros 6 -8 años, pudo consolidar un núcleo duro de adeptos, que raya en el fanatismo.

Si analizamos un poco las grietas que están en la discusión diaria, nos damos cuenta que todas esas disputas son instrumentales y superficiales: si Clarín miente o no miente; si Boudou es un perseguido político; si Kristina es abogada, si los bolsos de López eran para el Vaticano; si los hoteles de Kristina eran bien habidos, si Bonadio odia a Kristina, etc ….

Pero, si queremos profundizar nos damos cuenta que la “verdadera grieta” es real y sumamente profunda. Sustancial en lo ideológico. Hay una orientación revolucionaria, que la tratan de ocultar detrás de un “evolucionismo”, diciendo que son cambios culturales. Desconocen todas las normas que tiene la Nación por ser una elaboración de “la legislación de los poderosos”, donde los pobres van presos si roban una gallina, pero los ricos siempre tienen un estudio jurídico que los protege y el dinero suficiente para cuidarlos.

En resumen, “yo kirchnerista” no reconozco esta legislación como legítima” (Constitución Nacional. Código Penal, etc.). Entonces, me constituyo como intérprete de la ley y digo lo que está bien y lo que está mal para los ciudadanos argentinos.

Luego, concluyo:

Si secuestro y su resultado lo aplico a comprar leche para los pobres, eso no es un secuestro: es un “acto de Justicia”;

Si secuestro a un militar o a un empresario que forma parte del “stablishment capitalista” y pedimos un rescate. El dinero obtenido es un “botín de guerra” y es legítimo, siempre y cuando lo utilicemos para la “causa para los pobres”: es un “acto de  justa distribución de la riqueza”;

Si yo puedo torcer los actos licitatorios y dirigirlos a un “testaferro” y con esas adjudicaciones quedarnos con una masa importante de dinero y comprar los medios periodísticos para oponerlos a los cipayos de Clarín, no es un hurto al Estado: es un “acto de justa distribución de la Información al Pueblo”.

De esta manera podemos contar innumerables actos de latrocinio.

Lo profundo e importante de entender, es que esta propuesta kirchnerista está embebida de un cambio de paradigma de lo que está bien y lo que está mal. Es un quiebre filosófico que atenta contra la legislación vigente. Poder interpretar lo bueno o lo malo, los convierte en relativos y, por ende, totalmente subjetivos.  Yo, como corriente de opinión, puedo mentir si sirve para “la causa” (Ej: INDEC).

Y, así sistema democrático, solo tiene legitimidad si lo manejan ellos, con demagogia y dinero, como fueron los últimos doce años. Pero, si las condiciones no se dan favorables, puedo combatir al Poder de turno, justificándome en que la “causa de los pobres” está por encima de los “funcionarios explotadores de los pueblos”. El mejor ejemplo, fue la declaración de guerra pasando a la clandestinidad que Montoneros le hizo a Perón y posteriormente a Isabelita, habiendo sido ambos elegidos democráticamente.

No existen “valores”, no existen “principios”, solo interpretaciones subjetivas, y su aplicación depende de quién detente el poder. Es la “dictadura del relativismo” como lo denunció el Papa Benedicto XVI (Asamblea de la Jornada de Reflexión con los Cardenales en noviembre del 2010).          

Ésta es la verdadera grieta: la sociedad debe estar consciente de ella y de su peligrosidad.

Carlos Moldes – DNI 7.887.170

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version