Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

El intrincado camino de la compra de dolares

Valora este artículo
(0 votos)

La flexibilización en la posibilidad de compra de divisas no trajo alivio. Muchas trabas burocráticas que terminan beneficiando a los que más tienen. Repasamos qué hay que hacer y cómo.

La posibilidad de adquirir moneda extranjera solamente se limita a dos alternativas, por un lado para viajar al exterior y la novedad es que se pueden ahorrar.

Para el que quiera salir del país se mantienen las reglas: hay que pedir la autorización en AFIP a través de la página web y si da positiva se puede ir a comprar. La Divisa es del país al que se viaja y tiene un costo extra de un 35 por ciento que te retiene la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Esto rige desde hace más de un año y no tuvo buenos resultados. La novedad es que se puede ahorrar en dolares, euros o reales.

Como primera medida, al igual que en el caso anterior, hay que tener trabajo en blanco y registrado. Esto se debe a que la autorización de si se puede comprar y cuánto lo da la AFIP.Pagina_afip_1.jpg

Se entra a la página web y se selecciona en “trámites de operaciones cambiarias”. Para ingresar hay que tener clave fiscal. Una vez adentro se selecciona uno mismo como persona física, se elije si es para viajar o para ahorrar y se ingresa la solicitud.

Esta tiene la opción de elegir si se lo va a quedar uno o lo deposita. La diferencia es que en la primera opción se le retiene a uno el 20 por ciento de lo que vaya a comprar. En realidad lo que uno pide es que le autoricen una cantidad de pesos determinada, en la casa de cambio uno elije qué moneda adquiere.Pagina_afip_2.jpg

Esa autorización es válida por 72 horas hábiles. Con ella impresa va uno a la casa de cambio oficial o al banco. Pese a que uno debe ir al lugar, la compra no se se hace en efectivo, sino que a través de transferencia bancaria, es por ello que el que compra debe ser el mismo que pide la autorización.

En la entidad a la que uno vaya, le vuelven a validar su autorización con la AFIP y le dan el monto de lo que exactamente tiene que abonar, con el 20 por ciento incluido. Uno transfiere los pesos y vuelve a retirar los dólares que puede o quiere comprar.

En las casas de cambio se informó que, según la resolución del Banco Nación, la retención se hace siempre y luego se le devuelve al cumplirse el plazo de depósito determinado.

Esto es porque se determinó que si uno saca el dinero del sistema debe pagar un 20 por ciento extra que es retenido por la AFIP. En caso de mantenerlo dentro no lo debe abonar, esto es dejándolo en un plazo fijo o en una cuenta corriente o de ahorro por más de un año.

Esta normativa fue implementada el lunes 27 de enero por el Banco Central, pero las casas de cambio la pudieron aplicar recién el martes. Por su parte, explicaron que por la tarde se imposibilita realizar transacciones ya que la página de AFIP no responde y no se pueden validar las operaciones.

La crítica al respecto de que esta medida beneficia a los que más tienen se basa en que cuanto más uno gana, mayor es el porcentaje que se puede usar. Sin contar con que el porcentaje que la AFIP retiene se puede deducir de lo que se paga de ganancias.

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version