Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

A quien no le guste el caldo, se le den tres tazas

Valora este artículo
(0 votos)

El Municipio quiere construir la celda VI en la ubicación actual. Los vecinos se organizan para rechazar esto.

A pesar de las promesas de campaña, el Gobierno Municipal decidió finalmente ampliar el actual vertedero. Fracasaron –dicen- las negociaciones con Junín de los Andes y con el gobierno provincial por un nuevo sitio de disposición final regional. No hay plan B más que construir la nueva celda en el predio actual a pesar del rechazo vecinal. Al final, a quien no le guste el caldo, se le den tres tazas (en este caso seis).

El gobierno apenas asumió anunció la radicación del vertedero en otro sitio. Idas y venidas, dires y diretes, congreso allá y reunión acullá, pero el año terminó acabándose. En Octubre del 2016 la celda V había alcanzado el 70 % de colmatación y comenzó la cuenta regresiva. En diciembre de ese mismo año, el secretario de Obras y Servicios Públicos confirmó a los concejales que se había caído la negociación con Junín de los Andes. Esto fue finalmente confirmado a principios de año por la intendenta en distintos medios, que anunció que la celda se haría en la cantera de Werefkin. En materia de gestión de residuos se sabe que no puede impedirse el viento, pero hay que saber construir molinos.

La consecuencia de esta falta de gestión, es que los vecindarios lindantes al vertedero seguirán soportando la entrada de camiones, las eventuales quemas de poda, el olor y las moscas de las operaciones del sitio de disposición final de residuos que generamos todos. Todos los gobiernos municipales enterraron de forma indiscriminada los residuos en el vertedero por años, al tiempo que habilitaron barrios lindantes al mismo. La planificación nunca fue el fuerte de esta ciudad.

Curiosamente –o no tanto- desde el Gobierno Municipal comenzaron rápidamente a reactivar la delegación de Cordones de Chapelco. De hecho, la intendenta recientemente prometió obras como la pavimentación de la avenida de Los Lagos, la creación de una sub-delegación de deportes y la instalación del tan esperado cajero automático en la zona. Tan fuerte fue la sobre-actuación que hasta incluyeron a ese barrio en el Plan Estratégico de la ciudad. Como dicen, quien bien te quiere, te hará llorar.

La semana pasada en la delegación de Cordones de Chapelco comenzó la resistencia. Un grupo de vecinos y vecinas comenzaron a organizarse para rechazar la instalación de esta celda cercana a sus domicilios. Los mismos consideran que no pueden convivir con este tipo de instalación en sus barrios. Y que las promesas respecto a la celda actual tampoco se cumplieron. Se sabe que en este pueblo el que no llora no mamá, en este caso lo empoman.

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version