Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

¡Si… estamos hablando del faso!

Valora este artículo
(0 votos)

Uruguay es el primer país del mundo en controlar el cultivo, distribución y venta de marihuana.

El país vecino, Uruguay, inició la venta de marihuana en farmacias. Con este paso, dice el comunicado oficial, culmina un proceso de cinco años que comenzó con el debate sobre la legalización de la misma. La causa fue debida al aumento de la tasa de criminalidad que impactaba en el país y se decidió que el Estado debía actuar para restarle valor mercantil a esta sustancia. Se sabe que no puede impedirse el viento, pero hay que saber construir molinos.

De esta manera, Uruguay se convierte en el primer país del mundo en controlar el cultivo, distribución y venta de marihuana. Es decir, que la marihuana no circula en un mercado libre sino que la misma es regulada en todas sus etapas por el Estado. Hasta el momento, se registraron casi cinco mil personas para comprar marihuana en farmacias que podrán comprar un máximo de cuarenta gramos por mes con un límite semanal de diez gramos. También existen en el país unos siete mil auto-cultivadores registrados que producen para su autoconsumo y de esta manera evitar el mercado negro.

Es interesante esto último para analizar el contraste con nuestra localidad. Ya hace varios años, la Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró la inconstitucionalidad de penar la tenencia para uso personal, con una clara intención de evitar el arresto de “adolescentes fumones” para que la policía realmente se ocupe del narcotráfico.

Sin embargo, a pesar que ya no detienen a tantos consumidores, la vara (o el bastón) cayó sobre los auto-cultivadores. Hoy sigue siendo muy común que los medios locales nos informen que la policía allanó y encontró tres, cinco o diez plantas en la casa o invernadero de algún residente, y esto es anunciando con bombos y platillos como si hubieran dado un golpe fenomenal al narcotráfico, cuando es muy poco serio afirmar que esa cantidad de plantas tenga otro propósito que el autoconsumo.

Realmente como sociedad ya se sabe que se cazan más moscas con miel que con vinagre y también se sabe lo fútil que resulta una guerra contra el narcotráfico en la que nadie quiere ganar ni terminar y en la que nadie se cree mucho lo que está haciendo y para quien juega. También es muy pronto para analizar el modelo uruguayo, pero claramente es una experiencia que con sus aciertos y bemoles recorre otro camino muy distinto a la punición y penalización imperante de nuestras realidades. 

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version