Paralelo Sur

Switch to desktop Register Login

Lo que mata no es la humedad, sino la (mala) comunicación

Valora este artículo
(0 votos)

La comunicación institucional del municipio durante la emergencia climática fue peor que la gestión misma de la emergencia.

La gran nevada del 13 de julio y de los días siguientes originó numerosos trastornos en la localidad, pero trajo peores inconvenientes al ya magullado gobierno municipal. La nevada fue foto y noticia tanto de los medios locales como regionales, pero fue más noticia debido a la mala gestión y peor aún comunicación de las autoridades, como lo atestiguaron numerosas cartas de opinión de vecinos. La frutilla del postre fue la confusión que ocasionó la solicitud por parte del Municipio de fondos al aporte del tesoro nacional para la mitigación de la emergencia.

A pesar que la nevada estaba anunciada y Defensa Civil supuestamente lista y preparada, la misma ocasionó que muchos barrios de la localidad no tuvieran luz, agua, comunicaciones, recolección de residuos y transporte público por varios días, sumado a calles y caminos cerrados y árboles y ramas caídas. Aún hoy, todavía algunos barrios no cuentan con alguno de estos servicios. También estuvieron sin funcionar, en plena temporada alta, el aeropuerto y el centro de esquí del cerro Chapelco, a pesar que este último estaba atiborrado de nieve.

Todos estos inconvenientes despertaron el mal humor de la comunidad y de diversas asociaciones. Algunas de estas como la Asociación Hotelera Gastronómica, la de Comercio Turismo e Industria, la de Guías y Profesionales de Pesca deportiva y la de Agencias Viajes y turismo emitieron un comunicado en conjunto en muy malos términos a propósito del accionar del municipio en la crisis y hasta solicitaron la cabeza de algunos funcionarios involucrados en el operativo.

También en el medio de la emergencia climática comenzó el juego del gran bonete sobre las responsabilidades. En uno de estos juegos estuvieron involucrados el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y Oscar Von Putkamer, administrador de la estancia donde los arboles produjeron los cortes de luz. El primero responsabilizó al segundo por no habilitar el ingreso para las reparaciones y el segundo se dedicó a pasear por cuanta radio podía mostrando el convenio donde permitía al EPEN ingresar cuando quisiera. Pero el juego del bonete mayor fue protagonizado por Iván Miño, Secretario de Obras y Servicios Públicos y Eduardo Muñoz, director de Defensa Civil. Muñoz fue desvinculado ayer del municipio después de haber declarado en un medio radial que él había sido desplazado de su cargo por la intendenta durante el mayor momento de crisis. Mostrando que en el municipio como en la casa del jabonero, quien no cae, resbala.

El sábado para completar el mal humor de la localidad, el diario Rio Negro publica una nota afirmando que el Municipio había pagado doce millones por los trabajos de limpieza y tres más en ayuda a los damnificados directos. En realidad el Municipio había solicitado fondos al Ministerio del Interior, pero esta confusión ocasionó mayor malestar considerando la percepción de los vecinos sobre lo realmente realizado en la localidad. Los medios que repitieron la noticia (algunos sin citar la fuente) hicieron el resto y el fin de semana esto fue la comidilla de todo el pueblo en las redes sociales. Es poco creíble que un medio como el Rio Negro pueda confundirse, pero sí que no haya estado bien comunicado. Aunque como se sabe, mono sabe que palo trepa y buey sabe que palo rasca.

Un corolario respecto a los tres millones de pesos destinados a la ayuda social ante la emergencia, es que por lo bajo, algunos mal pensados (en el cuál estamos incluidos) empezaron a sacar cuentas. Mediante una operación matemática muy sencilla que consiste en dividir el monto total solicitado de cada punto con la cantidad de ítems se encuentra que algunos precios por unidad no coincidirán con los precios del mercado. Tampoco se podría explicar cómo después de una tormenta de nieve donde no hay evacuados y en pleno año electoral, el Municipio solicite frazadas, colchones y bidones de agua, entre otras ayudas parecidas. Se sabe que la cabra siempre tira al monte y esta posiblemente no sea la excepción.

Después de la publicación del Rio Negro, casi todos los concejales (alguna del MPN también) ni lerdos ni perezosos y quizás con culpa por rascarse durante el receso presentaron un pedido de informe al gobierno municipal, que será votado este jueves, para que explique cuanto es lo realmente gastado, cuanto se debe a cuenta y cuál es destino de los fondos solicitados.

El lunes se pudo ver a una intendenta con cara de pocos amigos en una conferencia de prensa junto al gobernador y a otros miembros del gabinete provincial. Un lobo no debería perder el sueño por opinión de las ovejas, pero no fue el caso y después de muy poca autocritica y muy mala cintura política Brunilda Rebolledo arremetió contra los medios por la tergiversación de la realidad y a la Cámara de Comercio, Turismo e Industria por no mandar a limpiar la vereda de los locales. Hasta el día de hoy, la Cámara no cesa de enrostrarle en todos esos medios que se refiere la intendenta, que ellos si habían solicitado eso a sus miembros tempranamente el 16 de julio. La próxima, la máxima cabeza del municipio tendrá que tener cuidado, ya que como se dice cae más rápido un hablador que un cojo.

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Paralelo sur noticias

Top Desktop version